Facoemulsificación

La facoemulsificación es una forma de operar cataratas que se inició al final de los años 70’s del siglo pasado. Los aparatos de ultrasonido para cirugía de cataratas han sufrido modificaciones importantes y se han vuelto equipos sofisticados que ofrecen en la actualidad operaciones mas seguras.

PASO A PASO

La operación se inicia con la anestesia, de acuerdo a cada caso, puede ser general, retrobulbar, paraocular o con gotas anestésicas. En forma rutinaria se usa monitoreo cardíaco continuo para mejor cuidado de cada paciente. Usaremos un poco de sedación general en el momento de la infiltración del anestésico para disminuir las molestias. Se realiza aseo quirúrgico y se colocan los campos estériles, se coloca el microscopio quirúrgico y se procede con la operación. Se hacen las incisiones, se aplica viscoelástico, se realiza el corte circular continuo de la cápsula anterior, se emulsifica la catarata, se fragmenta, se aspira, se inserta el lente intraocular, se aspira el viscoelástico y se ocluyen las incisiones. Se da por terminada la operación.

Es importante mencionar que no se requiere hospitalización. Esta operación es Cirugía Ambulatoria, llega a la clínica, se hace la operación, se dan indicaciones y regresa a casa unas dos horas después.

CUIDADOS DE LA OPERACIÓN

Aconsejo usar ropa cómoda. Las señoras evitarán usar cosméticos el día de la operación. Se requiere llegar con la cara lavada. En la clínica pasarán al paciente al vestidor para cambiarse y ponerse el uniforme de cirugía. Le aplicarán gotas al ojo a operar y le pondrán un suero por vía endovenosa. Estará descansando cómodamente en un sillón. En el momento oportuno pasarán al paciente a la sala de operaciones donde se le darán instrucciones sencillas y escuchará las voces del equipo quirúrgico: anestesiólogo, circulantes, instrumentista y ayudante. La cirugía será un procedimiento cómodo y con molestias muy tolerables. Al finalizar la operación regresará al sillón, de ahí al vestidor y de ahí con sus familiares al consultorio, donde explicaré el resultado de la operación.

Los cuidados generales son:

  • Evitar levantar objetos pesados, de más de 3 kg.
  • Evitar esfuerzos físicos.
  • Tener una alimentación sana: todo cocido o asado, evitar picante, condimentos y grasa especialmente animal.
  • Evitar impactos sobre el ojo operado.
  • No cambiar el parche.
  • Al iniciar la vía oral, tomar los medicamentos acostumbrados en el horario correspondiente.
  • Evitar subir y bajar escaleras.

RECUPERACIÓN VISUAL

La recuperación visual será lenta y progresiva. El monto de visión recuperada estará en relación directa a:

  • El éxito quirúrgico.
  • La ausencia de riesgos anestesicoquirúrgico.
  • El estado funcional del centro de la retina: el área macular.
  • La ubicación del lente intraocular.
  • Del grado de daño en caso de enfermedades generales: Diabetes Mellitus, Hipertensión Arterial, Colagenopatías, etc.
  • Del defecto residual del sistema óptico.
  • Del grado de inflamación después de la operación.
  • De la ausencia de los riesgos mencionados.

Entre la tercera y la cuarta semana después de la operación se dará nueva receta de anteojos para afinar la visión tanto de lejos como de cerca.

RIESGOS DE LA OPERACIÓN

En términos generales la facoemulsificación como cirugía de catarata es una operación bastante segura por el tamaño de la incisión principal (unos 3.2 mm) y por el manejo de fluidos dentro del ojo, por medio del aparato de facoemulsificación, que tiene integrado un multiprocesador programable.

Los principales riesgos son la posibilidad de:

  • Infección: Como toda operación, puede contaminarse y desarrollar una infección que puede ser desde leve hasta devastadora, en forma de endoftalmitis que pone en grave riesgo la visión y aún la conservación del globo ocular.
  • Sangrado: En el caso de la cirugía de catarata con faco no hay sangrado en el momento de hacer las incisiones. Existe la posibilidad de sangrado abundante, a nivel del segmento anterior o hacia el segmento posterior. Hay una forma de sangrado masivo dentro del ojo que recibe le nombre de hemorragia expulsiva y que impulsa el contenido intraocular: retina, vítreo, cristalino, iris, hacia fuera con la pérdida de la visión en ese momento y/o del globo ocular. Es una complicación rara pero se puede presentar. Dado que la incisión es de unos 3.2 mm o menor, la posibilidad de esta complicación es mínima.
  • Inflamación: Después de la operación existe inflamación, que habitualmente es leve. Existe la posibilidad de que esta inflamación sea moderada o que sea extraordinariamente fuerte, lo que pudiera producir pérdida visual y/o del globo ocular, o pudiera dejar secuelas importantes, como atrofia del globo ocular.
  • Aumento de la presión intraocular. Es posible que durante la operación de catarata aumente la presión del globo ocular, con pérdida de vítreo o como dificultad para introducir el lente intraocular y dificultad para reformar la cámara anterior. El aumento de presión intraocular pudiera presentarse después de la operación de catarata y se le explicará en su caso si se ha presentado esta situación. Requerirá manejo médico y de acuerdo a la respuesta manejo quirúrgico.
  • Existe la posibilidad de que no se pueda colocar el lente intraocular en su lugar durante la operación. Requerirá entonces un lente de contacto para la rehabilitación visual y se le explicará la posibilidad de inserción del lente intraocular en un segundo tiempo quirúrgico.
  • Existe la posibilidad de opacificación de la cornea después de la cirugía. Las células endoteliales son las encargadas de la transparencia corneal. Después de la cirugía de catarata pudiera dejar de funcionar. Si esto sucediera, requeriría de un trasplante de cornea para recuperar la visión perdida.
  • Eventualmente. en caso de alguna infiltración de la incisión, pudiera requerirse la colocación de puntos de sutura adicionales.
  • Existe la posibilidad de alteración en el tamaño y forma de la pupila por adherencias a las diferentes estructuras del segmento anterior del globo ocular.
  • Existe la posibilidad de luxación del lente intraocular a cámara vítrea, lo que requeriría una intervención quirúrgica denominada Vitrectomía, para extraer el lente intraocular.
  • Se pone en riesgo la vida. En todo acto anestésico quirúrgico, por diferentes causas: alergia, toxicidad, intolerancia a medicamentos, infarto miocárdico, enfermedad vascular cerebral, etc.
  • La rehabilitación visual. después de la cirugía de catarata no es inmediata. Se requiere esperar a que disminuya la inflamación de la operación y entre la tercera y la cuarta semanas después de la cirugía, se valorará el sistema óptico y se actualizará la graduación tanto de lejos como de cerca.
  • Hematoma subconjuntival. Al finalizar la cirugía se aplica antiinflamatorio de depósito tanto de acción rápida como de acción prolongada. Esto requiere para su aplicación de una jeringa con aguja calibre 26. En ocasiones posterior a la aplicación de este medicamento se produce un hematoma por debajo de la conjuntiva. Su coloración es roja y produce un aspecto alarmante como de sangre por debajo de la superficie ocular. La presencia de estos restos de sangre no ponen en riesgo la visión. Su absorción es lenta, a veces toma de 4 a 6 semanas para que el ojo quede blanco en el lugar donde estaba lo rojo.
  • Hematoma retrobulbar. Otro de los riesgos de la cirugía de catarata cuando se utiliza anestesia local es la posibilidad de aparición de un hematoma por detrás del globo ocular después de la infiltración del anestésico, ya sea retrobulbar (por detrás del globo ocular), ya sea paraocular (cuando se infiltra el anestésico junto al ojo). Posterior a la aplicación puede seccionarse una arteria o una vena y obtener como resultado sangre libre entre los tejidos de la orbita. Se manifiesta como aumento de volumen de los párpados, con incremento de la presión de los tejidos orbitarios y coloración rojo vivo en la superficie del ojo y en los párpados. En caso de presentarse este riesgo antes de iniciar la operación tendría que suspenderse y se citaría al paciente para una nueva valoración en 3 semanas y una nueva programación de la cirugía.
  • Opacidad de la cápsula posterior. Aproximadamente 40% de las cápsulas posteriores después de la cirugía de catarata, ya sea extracapsular o facoemulsificación, ya sea con lente o sin lente intraocular, desarrollan opacidad significativa de la cápsula posterior dentro de los cinco años después de la cirugía. No tiene relación con la edad del paciente y en niños el 100% desarrollan opacidad de la cápsula posterior después de la cirugía de catarata. En caso de desarrollar en su caso opacidad de la cápsula posterior del cristalino, después de la cirugía de catarata, requerirá tratamiento con Yag Láser para abrir una ventana en esa cápsula posterior opaca y con esto recuperar visión.

Gracias por su interés y paciencia para leer esta información. Con todo gusto ampliaré la información referente a su caso en particular.

Cordialmente

Dr. César Eduardo Hernández y del Callejo