ORBITA, PARPADOS Y VIA LAGRIMAL

La oculoplástica es una subespecialidad en Oftalmología que corrige padecimientos congénitos, traumáticos, degenerativos y cosméticos de la zona periorbitaria (Orbita, Párpados y Vía Lagrimal); con el objetivo de objetivo dar protección, funcionalidad y cosmesis a un órgano muy importante EL OJO.

PARPADOS

Blefaroplastía Superior: Procedimiento utilizado para corregir el exceso piel de los párpados superiores que se obtiene con la edad, mejorando la imagen de cansancio, tristeza y dando una mirada más joven.

Blefaroplastía inferior: Para el retiro de las molestas “BOLSAS GRASAS” inferiores que pueden estar presentes desde edades tempranas ocasionando además de una imagen de cansancio y más edad, marcar las “OJERAS”. En pacientes con mayor edad se valora el retiro del exceso de piel.

Ptosis: (Párpado caído) Padecimiento que se puede presentar desde el nacimiento, por un golpe, una inflamación importante o por la edad. Su levantamiento generalmente se realiza por el pliegue superior para ocultar la cicatriz. En casos muy severos es necesario fijar el párpado a la ceja para poder levantarlo y se despeje el eje visual.

Entropión: (Párpado hacia dentro) Padecimiento MUY MOLESTO en el que párpado y pestañas se pliegan hacia el ojo dañándolo, causando lagrimeo, ojo rojo, producción de secreción y daño corneal que puede llegar a ULCERARSE. Lo más común es en personas mayores pero puede ser congénito.

Ectropión: (Párpado hacia fuera) Alteración que expone al ojo y tejidos inferiores del párpado causando infecciones frecuentes, mala lubricación y riesgo a una ULCERA CORNEAL. Puede ser por la edad, por daños en la piel, un trauma (golpe) o por una parálisis periocular.

Retracción Palpebral: Alteración del párpado inferior en donde el párpado esta traccionado hacia abajo exponiendo la esclera inferior (zona blanca del ojo), padecimiento común en pacientes con enfermedad de la TIROIDES, alteraciones de la piel o por algún golpe. En casos graves se requiere colocar injertos para su corrección.

Epiblefarón: Común en BEBES o niños pequeños muy bien alimentados en que la mejilla empuja el pliegue del párpado y las pestañas hacia el ojo dañándolo. Su corrección es liberar la presión extrayendo un pequeño pliegue muscular inferior.

Epicanto: Pliegue de piel excesivo en la zona nasal que da una imagen “oriental” a la mirada, un puente nasal ancho o aparentar un ESTRABISMO (bizco hacia dentro). Su corrección depende del grado de la alteración y la cosmesis.

Blefarofimosis: Párpados que desde el nacimiento se ven más cerrados o pequeños en forma horizontal y vertical. Su corrección depende del grado y lo más importante es que los párpados no obstruyan la visión (causa de manejo URGENTE para evitar un OJO FLOJO).

Aplicación de Toxina Botulinica: Subsancia utlilizada para regular la contracción de los músculos a diferentes grados; a nivel estético disminuye las líneas de expresión dando una imagen más jovial. También útil en casos de contracciones involuntarias y excesivas en los músculos de los párpados y cara (Blefaroespasmo) que puede ocasionar CEGUERA TEMPORAL al no poder abrir los ojos voluntariamente.

Tumores Palpebrales: Existen tumores Benignos y Malignos, su retiro tiene como objetivo confirmar el diagnóstico, detener el crecimiento, evitar la deformación del párpado y mejorar la imagen del paciente según el grado, la zona afectada y el tipo de TUMOR.

Traumatismos Palpebrales: Su corrección en forma inmediata es importante para evitar alteraciones funcionales y deformaciones permanentes que alteren la integridad y función del OJO.

VIA LAGRIMAL

Sondeo: Técnica utilizada en niños con la Vía Lagrimal obstruida que no respondieron al masaje adecuadamente. Unicamente se libera la obstrucción.

Dacriointubación Cerrada con Tubo de Silastic: Se realiza a niños con una obstrucción severa o en adultos con alteración alta de la Vía Lagrimal. El Tubo de Silastic no molesta y puede permanecer de 4 a y 6 meses, retirándolo en el consultorio.

Dacriocistorrinostomía con Tubo de Silastic: Realizada en adultos con daño severo de la Vía lagrimal, es una vía nueva para el drenaje de la lágrima, comunicándola directamente a la nariz; únicamente queda una herida pequeña entre la nariz y el párpado.

Dacriocistectomía: Extracción del Saco Lagrimal en casos de TUMORES SOSPECHOSOS ó cuando existe un absceso del Saco Lagrimal sin lagrimeo.

Cierre de Punto lagrimal: En casos severos de ojo seco.

Canaliculotomía: Drenaje del Canalículo por presencia de Canaliculitis.

Laceración de Vía Lagrimal: En casos de daño por traumatismo su recanalización inmediata es importante para evitar secuelas permanentes.

ORBITA

Fracturas Orbitarias: Daño ocasionado por Traumatismo, las paredes de las órbitas más comúnmente afectadas son la INFERIOR Y LA MEDIAL, su corrección depende del grado colocando un Implante de Medpore.

Descompresión Orbitaria: Técnica utilizada para disminuir la presión de la Orbita que puede dañar el Nervio Optico en pacientes con Orbitopatía Distiroidea y al mismo tiempo disminuye los ojos “saltones” de estos pacientes mejorando su imagen.

Resección de Tumores Orbitarios: Múltiples tumores se pueden presentar en la Órbita (benignos o malignos), causando que el ojo presente desplazamientos o hasta Estrabismos, su retiro es importante para determinar su origen, evitar las deformaciones y daño al Globo Ocular permanente.

Evisceración: Técnica de extracción del contenido del Globo Ocular (Ojo) en casos de Trauma severo, deformaciones oculares con perdida visual o en OJO CIEGO DOLOROSO. En la mayoría de los casos de coloca un Implante para evitar una deformidad severa y posteriormente se coloca una Prótesis Ocular para mejorar la cosmesis del paciente.

Enucleación: En casos de Tumores Malignos Oculares se realiza la Enucleación que consiste en extraer todo el Globo Ocular para evitar su extensión y salvar la vida del paciente.

Excenteración: Técnica utilizada en casos de Tumores Malignos que se extendieron fuera del Globo Ocular invadiendo tejidos cercanos, según el grado de afección se maneja en forma conjunta con el Oncólogo.

Gracias por su interés y paciencia para leer esta información. Con todo gusto ampliaré la información referente a su caso en particular.

Cordialmente

Dr. César Eduardo Hernández y del Callejo