Trabeculectomía

La trabeculectomía es una operación de los ojos que consiste en hacer un nuevo drenaje del líquido que se forma en los ojos, que se llama humor acuoso, ya que el drenaje normal esta obstruido.

Esta operación se realiza en ojos enfermos de glaucoma, en los que no es posible controlar el daño en el campo visual ni la presión intraocular, por medio de medicamentos.

Cuando se considera necesaria esta operación, se solicitan análisis de sangre, orina, pruebas de coagulación, perfil de lípidos, una radiografía de tórax y la valoración del cardiólogo, para verificar el estado general de salud del paciente y saber si puede llevarse a cabo la operación.

Al tener todos estos análisis se pedirá nueva cita y se interpretaran los resultados.

Se explicaran en cada caso los riesgos y las expectativas de éxito.

Riesgos

En general los riesgos de la operación son:

  • Infección: Como en toda operación, puede contaminarse y desarrollar una infección que puede ser desde leve hasta devastadora, en forma de endoftalmitis que pone en grave riesgo la visión y aun la conservación del globo ocular.
  • Sangrado: Existe la posibilidad de sangrado abundante, a nivel del segmento anterior o hacia el segmento posterior. Hay una forma de sangrado masivo dentro del ojo que recibe el nombre de hemorragia expulsiva y que impulsa el contenido intraocular: retina, vítreo, cristalino, iris, hacia fuera con la perdida de la visión y/o del globo ocular en ese momento.
  • Inflamación: Después de la operación existe inflamación, que habitualmente es leve. Pudiera ser moderada o extraordinariamente fuerte, lo que pudiera producir perdida visual y/o del globo ocular, o pudiera dejar secuelas importantes, como atrofia del globo ocular.
  • Cataratas: Existe la posibilidad de desarrollar una catarata después de la operación. Hay que tener en cuenta aquí si antes de la operación ya existía catarata. Esta operación como efecto colateral puede producir una catarata o hacer que la catarata ya existente, se desarrolle. Si tal es el caso en su oportunidad se explicara la necesidad de la cirugía de catarata.
  • Puede perderse la transparencia corneal por deficiente función de las células endoteliales, que se encuentran en la cara posterior de la cornea. De ser así, y de acuerdo, a la opacidad de la cornea, se valorara la necesidad de hacer un transplante de cornea.
  • Después de hacer el nuevo drenaje existen tres posibilidades:
    • Que el drenaje sea excesivo.
    • Que el drenaje sea adecuado.
    • Que el drenaje sea insuficiente.
    En cada caso se explicará cual es el manejo especifico.
  • Existe la posibilidad, en ojos con lesiones predisponentes, que la retina se desprenda después de la operación. No es frecuente esta situación, en caso de presentarse, se explicara cual es el manejo que se aconseja.
  • Con la operación, se forma el nuevo drenaje, que tiene apariencia de una pequeña bula de filtración. Esta bula puede ser plana, pequeña, de tamaño moderado o bien puede ser grande. Lo importante es la filtración obtenida. Puede haber inflamación, infección u obstrucción de la bula.
  • Existe la posibilidad de que se forme una vía anormal de la salida del humor acuoso hacia el exterior (fístula de humor acuoso), en caso de presentarse se explicara manejo.
  • Con toda anestesia local o general se pone en riesgo la vida, por diferentes causas: alergia, toxicidad, intolerancia a medicamentos, infarto miocárdico, enfermedad vascular cerebral, etc.
  • Al realizar esta operación y abrir la cámara anterior, habrá salida del humor acuoso y entonces hay un cambio en la presión intraocular, disminuyendo. Se hace el nuevo drenaje de humor acuoso, se verifica que funciona y se sutura la conjuntiva. Cuando existe como visión una pequeña isla de visión central, posterior a la cirugía, y que la presión intraocular este controlada, existe el riesgo de perdida de esa pequeña isla central de visión.

La frecuencia de presentación de estos riesgos es muy baja, pero puede darse, motivo por le cual me permito informarlo.

La trabeculectomía es una operación de los ojos que se hace bajo anestesia local y sedacion general, así como monitoreo transoperatorio.

La persona se presenta en la clínica en ayuno, con la cara lavada, en el caso de las damas sin maquillaje. Se presentara la persona una hora antes de la cirugía, con la orden de la Cirugía.

Se presentara en recepción, en su oportunidad lo pasaran al vestidor para que se cambie y se vista con un uniforme de cirugía.

Lo pasaran al reposet y le aplicaran gotas en el ojo a operar y le harán una limpieza de los parpados.

Le colocaran un suero por la vena y la pasaran a la sala de operaciones.

Aquí la Doctora Anestesióloga le hará unas preguntas y le aplicara medicamentos para que se sienta cómoda y sin dolor.

Aplicare anestésico alrededor de los ojos y colocare el microscopio quirúrgico, dando luz sobre el ojo a operar.

La operación durará alrededor de 30 minutos.

Al finalizar, regresará al sillón, le retiraran el suero, pasara al vestidor y de ahí al consultorio, donde daré la explicación del resultado de la cirugía y los cuidados que hay que tener, así como la hora de la nueva valoración al otro día de la operación.