Vitrectomía

Como continuación del tríptico de Desprendimiento de la Retina, la presente información se refiere al procedimiento denominado Vitrectomía, que es una forma de cirugía para tratar enfermedades de la Retina y del Vitreo por vía endo ocular.

Me referiré ahora a los Desprendimientos de la Retina que requieren ser manejados con este tipo de operación.

Ciertos Desprendimientos de la Retina no pueden ser tratados por cirugía externa. Son casos que presentan un desgarro retiniano demasiado posterior para ser indentado, un desgarro gigante, una proliferación vitreoretiniana que acompaña o complica el Desprendimiento de la Retina o la presencia de una hemorragia vitrea densa.

Otras de las indicaciones de la Vitrectomía es el Desprendimiento de la Retina en ojos operados de catarata y con lente infraocular en su interior.

La Vitrectomía es la operación en la que se corta y se extrae el humor vitreo, que es una estructura normal que se encuentra dentro de los globos oculares del ser humano, en el llamado fondo de ojo o segmento posterior. Su consistencia es gelatinosa y tiene firme adherencia en la porción anterior del globo ocular, que se denomina base del vitreo, en los 360° en la región periférica de la Retina, en su unión con el cuerpo ciliar, la llamada ora serrata por un lado y la parsplana por el otro. Se adhiere con firmeza en los bordes de la papila óptica, en los trayectos vasculares y en el centro de la Retina, (el área macular) y en el centro de esta, conocida como Fovea.

La relación del Vitreo y la Retina es íntima y cualquier movimiento o tracción del vitreo, tiene consecuencias en la Retina. Mencioné en el tríptico de Cirugía Externa del Desprendimiento de Retina las causas de que la Retina se desprenda:

  • Desgarros, agujeros o desinserciones retinianas.
  • Tracción.
  • Inflamación.

La Vitrectomía es el abordaje endo ocular de los casos mencionados anteriormente y consiste en una operación en la que no se abre el globo ocular. Se hacen 2 o 3 vías de acceso al ojo, habitualmente de calibre 20, para dar acceso a la vía de infusión, a través de la cual en forma constante y con presión controlada, se introduce solución para mantener un determinado tono ocular.

La otra vía es para introducir al ojo un instrumento de succión y corte, pinzas, tijeras, cánulas de extrusión o algún otro tipo de instrumental. En caso de no emplear el oftalmoscopio indirecto y usar el microscopio quirúrgico, con algún lente para compensar el poder dióptrico cornea!, puede emplearse una tercera vía para iluminación. En otras ocasiones se pueden emplear sondas para endofotocoagulación con láser y en algunos casos se emplean cánulas para intercambio líquido-aire o líquido pesado aire o líquido-gas o hacer la introducción de aceite de silicona, o bien aplicación de endodiatermia.

Esta técnica, la Vitrectomía, permite tratar los Desprendimientos de la Retina por vía infraocular.

El objetivo principal de esta técnica es la liberación de las tracciones retinianas cuando existe un Desprendimiento de Retina con Proliferación Vitreoretiniana, tratar la lesión causal y efectuar un taponamiento interno, para lograr que la Retina desprendida, regrese a su lugar.

De acuerdo a cada caso, teniendo en cuenta las siguientes variables: edad, sexo, necesidades visuales, estado de salud, enfermedades oculares coexistentes, estado del ojo contralateral y antecedentes heredofamiliares, se explicará en cada caso el tipo de operación planeada, haciendo énfasis en que durante la cirugía y de acuerdo a las circunstancias encontradas y las alteraciones de las estructuras infraoculares, se decidirá cuales de las diferentes técnicas se emplearán para manejar en la mejor forma cada caso.

Resumiendo, durante la Vitrectomía, se efectúan las siguientes técnicas, como parte del mismo procedimiento:

  • Vitrectomía propiamente.
  • Criocoagulación.
  • Endofotocoagulación con láser.
  • Endodiatermia.
  • Cerclajee escleral.
  • Uso de perfluorocarbonos líquidos.
  • Retinectomías.
  • Pelado de membranas epiretinianas.
  • Taponamiento interno prolongado:
    • Gas de absorción lenta.
    • Aceite de silicona.
  • Taponamiento interno corto:
    • Gas expandible diluido.
    • Aire.
  • Intercambio aire-gas.
  • Intercambio perfluorocarbono líquido-gas.
  • Intercambio perfluorocarbono líquido-aceite de silicona.
  • Otros.

Recuperación visual

El Desprendimiento de Retina es un padecimiento ocular serio que pone en riesgo la visión y que la daña seriamente, como lo demuestra la baja visual central o periférica o de ambas, que es la sintomatología con que se manifiesta este padecimiento. El hacer el diagnóstico de Desprendimiento de la Retina implica que para su manejo se requiere cirugía, ya sea por vía extema, como se explica en otro folleto o por vía endo ocular: Vitrectomía. La operación buscará revertir el Desprendimiento de la Retina y obtener la mayor ganancia visual. Esta ganancia de visión central o de campo visual periférico, estará determinada por múltiples variables, entre las que se encuentran:

  • Desde el punto de vista general:
    • Edad
    • Estado general.
    • Enfermedades coexistentes: diabetes mellitus, hipertensión arterial sistemica,dislipidemias, sobrepeso, tabaquismo, sedentarismo, etc.
    • Antecedentes heredofamiliares y comportamiento de esas enfermedades.
    • Otros.
  • Desde el punto de vista local ocular.
    • Estado refractivo: miopía alta.
    • Enfermedades coexistentes: glaucoma, degeneración macular en relación a la edad, cataratas, estrabismo, ambliopia (pereza ocular).
    • Cirugías oculares anteriores: estrabismo, catarata, cirugía refractiva, trasplante de córnea.
    • Ojo seco y enfermedad ocular superficial.
    • Enfermedades de los párpados y de la vía lagrimal.
    • Estado de la vía visual intracraneal.
    • Tiempo de evolución del Desprendimiento de la Retina, su localización, extensión y factores agravantes: Cirugía de Desprendimiento de Retina previa, Proliferación Vitreoretiniana anterior o posterior, Sangrado vitreo, Retinopatía Diabética Proliferativa, etc.

Existe la posibilidad de que la Retina regrese a su lugar, sin mejoría visual por daño en la Retina central: área macular.

Riesgos de lavitrectomía

Infección: Todo procedimiento quirúrgico puede complicarse con un proceso infeccioso que puede ser desde superficial que se trata y no deja secuelas hasta profundo, infraocular, en forma de Endoftalmitis y que puede ser tan severo que se puede perder lo que queda de visión y/o el globo ocular.

Inflamación: Todo tipo de operación cursa con cierto grado de inflamación que debe estar dentro de ciertos límites. Si estos se rebasan y no responde adecuadamente al tratamiento, puede dejar como secuela la atrofia del globo ocular con pérdida de la visión restante.

Riesgo anestésico quirúrgico: Con toda anestesia local o general se pone en nesgo la vida, ya que existe la posibilidad de algún efecto tóxico o alérgico a los medicamentos que se van a utilizar y este posible efecto no es predecible.

Existe la posibilidad de que la Retina regrese a su lugar pero sin recuperación visual por daño funcional previo; así como existe la posibilidad de que se logre la reaplicación de la Retina, pero posteriormente puede presentarse Proliferación Vitreoretiniana tanto anterior como posterior que puede llevar al globo ocular a la atrofia, con pérdida de la visión restante.

Cuidados después de la operación

El paciente debe permanecer en la posición que se le indique durante el tiempo requerido. Se aconseja no hacer esfuerzos físicos ni levantar objetos que tengan un peso superior a 3kg.

Esta es una información general para todos los pacientes.

En cada caso, se dará la información del tipo de operación planeada y al terminar la cirugía se explicara en que consistió la operación y que procedimientos se emplearon, así como los resultados esperados y el pronóstico visual.

Con todo detalle se explicarán los medicamentos que se usarán, las dosis, la duración y los cuidados generales y de alimentación que cada caso requiere.

Gracias por su interés y paciencia para leer esta información. Con todo gusto ampliaré la información referente a su caso en particular.

Cordialmente

Dr. César Eduardo Hernández y del Callejo